Buscar
  • Centro de Atención al Migrante

¡Feliz día del niño para nuestros niños y niñas migrantes!

Al celebrar una fiesta más en honor a todos los niños y niñas, no queremos dejar pasar esta fecha sin recordar a los más pequeños, que por diferentes razones tienen que vivir la migración.

Las familias de migrantes en ocasiones no vienen solas, junto a ellas migran los niños, quienes tendrán que adaptarse, junto a sus padres, a vivir los desafíos propios de la migración. Es decir, tener que comenzar la vida en otro país, implica vivir una nueva cultura, inserirse en un mundo educativo diferente y comenzar nuevas relaciones sociales.

El descubrir y adaptarse a esta realidad nueva que les rodea, forma parte de este camino migrante, una situación que en tan poco tiempo, de un día para otro y sin entender el fenómeno migratorio le genera desconcierto y cierta incomprensión.

En más de una ocasión el Papa Francisco se ha referido a la migración de los pequeños migrantes como una gran preocupación de la Iglesia, a sabiendas de que casi siempre son los más pequeños los obligados a vivir situaciones de vulnerabilidad.



Francisco, ha denunciado el drama de los niños migrantes y la desaparición de tantos en el camino de la migración, alrededor de 10.000 niños migrantes a los cuales no se les conoce el paradero, están perdidos solamente en Europa.

En el 2017, Francisco decidió dedicar el mensaje para la jornada mundial del migrante, a los niños “los más vulnerables y sin voz”, e invitó el Pontífice, a trabajar por su integración en los países de acogida. Denunciando también los Centros que detención de niños y niñas, esto cuando no terminan en redes de que los explotan, por el solo hecho de ejercer su derecho a migrar.


En el contexto actual del COVID 19, numerosos estudios ya señalan que los niños y niñas serán los más afectados con las consecuencias que dejará dicha pandemia. Es con este intuito que invitamos a todos a pensar en este día del niño, en esas pequeñas personitas migrantes y a no dejar que sean victimizadas ni excluidas. Es necesario que tengamos siempre presente y que garanticemos los derechos de los niños, niñas y adolescentes, en especial los esenciales y básicos, como son la educación, la integridad física, el derecho a la identidad y sobre todo el de acceso y seguridad alimentar, como derechos básicos para un pleno desarrollo integral.


El Centro de Atención al Migrante, comprometido con las personas migrantes en todas sus etapas y dimensiones, invita a que reflexionemos sobre este desafío de acoger, promover, proteger e integrar a cada niño y niña migrante que recibíamos en nuestras comunidades e instituciones, respetando su diversidad y promoviendo la integración en la cultura de acogida.

13 vistas