Buscar
  • Centro de Atención al Migrante

En el contexto de Pandemia: La situación de los migrantes en Argentina.

Actualizado: jun 10

Es de público conocimiento las consecuencias económicas que la pandemia actual está trayendo a la sociedad. El Covid-19 no afecta de igual manera a todas las clases sociales. Muchas familias han reducido sus ingresos y muchas otras no cuentan con ninguno. Esta situación no es ajena a las personas migrantes ya que no gozan de determinados derechos esenciales.


Para comenzar, se debe mencionar que los trámites de documentación se vieron truncados, muchos fueron suspendidos, o reprogramados. Esta situación ha llevado a muchas personas que estaban tramitando su residencia, a circular de manera irregular en territorio argentino.

Esta realidad compleja imposibilita el acceso a determinados derechos, como por ejemplo, la obtención de un permiso de circulación y el acceso a una prestación social. Si nos detenemos en el acceso a las prestaciones sociales, actualmente existen requisitos para poder acceder a las mismas, como es el caso de la Asignación Universal por Hijo o el Ingreso Familiar Emergente, que son una verdadera ayuda dentro de este contexto adverso.



Entre los requerimientos para la obtención de las prestaciones, se encuentra el tiempo que actúa como una barrera. Esto indica que, el tiempo de permanencia mínimo en el país, es una imposición excluyente para el beneficio de estos programas sociales. Esto entra en conflicto, con el articulo Nº6 de la ley migratoria 25.871, que asegura el acceso igualitario a los inmigrantes y sus familias en las mismas condiciones de protección, amparo y derecho de los que gozan los nacionales y el articulo nº8 de la misma ley, que expresa, que a ninguna persona migrante se le podrá negar o restringir en ningún caso, el acceso al derecho a la salud, la asistencia social o atención sanitaria.


Esta dificultad para acceder a los derechos mencionados anteriormente, deja a las personas migrantes en una situación de vulnerabilidad social grande. Tengan o no, el permiso de residencia, o los años de residencia mínimo para su obtención, partimos de la base, que son personas, sujetos de derechos, que actualmente habitan el territorio argentino, por lo tanto tienen que estar dentro de la ley y ser beneficiarios de las ayudas ofrecidas por el Estado, como órgano garante de derechos.


Es decir, sumado a la imposibilidad de trabajar debido a la pandemia mundial, se suma su situación de irregularidad y las trabas o requerimientos excluyentes al acceso a las prestaciones sociales, de ciertos grupos poblacionales, como lo son las personas migrantes. Además, a esta situación de desventaja mencionada anteriormente, se le suma el cierre de fronteras que, llegado el caso, se encuentran con la imposibilidad de regresar a su país.

En situaciones como esta, es papel del estado poder garantizar y rever las condiciones de acceso a las ayudas sociales.


A pesar de esta realidad, desde el Centro de Atención al Migrante estamos trabajando para acompañar a las personas migrantes en esta situación que entendemos que es muy difícil para muchos de ellos. Estamos con los brazos abiertos para brindar apoyo y contención a quienes lo necesiten.



0 vistas