• Centro de Atención al Migrante

EL INICIO DE UN HERMOSO Y COMPROMETIDO CAMINO

Comprended, por lo tanto, la nobleza y la grandeza de vuestra misión,


oh laicos, y buscad corresponderles dignamente


(Bienaventurado Juan Bautista Scalabrini)


Nuestro Fundador, el Obispo Juan Bautista Scalabrini decía: "Las necesidades a

la que están sometidos nuestros migrantes pueden dividirse en dos grupos: materiales y

morales," por eso Mons. Scalabrini quería que la obra de los migrantes fuera al mismo

tiempo religiosa y laica, para que respondiera a la dupla necesidad. Para esto fundó

además de las Congregaciones religiosas, la Sociedad de San Rafael para la Defensa de

los migrantes y hoy también de los refugiados. Desde aquel tiempo percibimos que la

presencia de laicos y laicas junto a los migrantes y refugiados es fundamental.

Con el objetivo de seguir este camino, empezado por Scalabrini, el día 27 de

marzo del corriente año, en el Centro de Atención al Migrante (Isidro Casanova) se

encontraron un grupo de personas, que se denominarán Laicos Scalabrinianos,

dispuestas a dar inicio a un camino de formación y espiritualidad dentro del Carisma y

Misión Scalabriniana. Los encuentros se darán a cada dos meses, contemplando, además

de lo mencionado, espacios para compartir la vida y la experiencia de cada uno/a,

retiros, talleres, momentos e convivencia junto a los migrantes, etc.


El Papa Juan Pablo II en la Exhortación Apostólica Christifideles Laici (Los Fieles

Laicos) dice: “La misión de los laicos, como parte integrante de la misión de la

salvación de todo el Pueblo de Dios, es de una importancia fundamental para la Iglesia y

para los servicios que ella es llamada a prestar al mundo de los hombres y de las

realidades temporales”.

5 vistas0 comentarios