• Centro de Atención al Migrante

8 de Marzo: Día de la Mujer, Migrantes y Violencia de Género

Una vez más nos encontramos haciendo memoria del día Internacional de la Mujer. En esta ocasión impactadas por la Pandemia y en un contexto particular marcado por la Covid 19. Este año somos convocadas bajo el lema propuesto por la UNU-Mujeres: “Mujeres líderes: Por un futuro igualitario en el mundo de la Covid-19”.Con esta iluminación es que queremos hacer memoria de este día de lucha y conquistas de las mujeres de ayer y de hoy en todo el mundo.

Para nadie es un secreto que las mujeres y las niñas, son la porción de de la población que más ha sufrido en esta Pandemia, constatándose en la cotidianeidad el crecimiento de la desigualdad y del acceso a los derechos de las mujeres y niñas, principalmente en cuestiones económicas, sociales y culturares, viéndoselas mujeres afectadas por sobre todo en el ámbito educativo y a los servicios esenciales.


Este nuevo 08 de marzo ,nos invita a traer presente a las mujeres que, en 1975, comenzaron una lucha por sus derechos y que hasta hoy siguen siendo luz en las luchas de las mujeres de hoy; ellas, nos siguen motivando a seguir, nos invitan a poner en la mesa universal del dialogo los temas que ocupan y preocupan a la mujer de hoy: Derechos, igualdad, salud, educación, económica, recursos y acceso a la justicia.

Recientemente El Papa Francisco ha denunciado el drama que sufren muchas mujeres en este contexto de la Covid-19

"Hoy quisiera recordarles lo que hacen muchas mujeres, incluso en este momento de emergencia sanitaria, para cuidar a otros (…) y muchas madres y hermanas que se encuentran encerradas en la casa con toda la familia, con niños, ancianos y discapacitados"… Francisco, se suma así a un movimiento mundial de denuncia del peligro que corren millones de mujeres en el mundo, de ser víctimas de la violencia doméstica durante el aislamiento social”.

Estas palabras, son parte de una de las alocuciones del Papa Francisco, en el año 2020, en ocasión de la defensa de la situación de las mujeres en este contexto tan particular.


Las palabras de Francisco, nos hacen reflexionar sobre la vida misma, que supera las suposiciones y sigue robándole a muchas mujeres la alegría de vivir en plenitud una vida libre y feliz. Somos constantemente interpeladas/os a luchar y trabajar por un mundo mejor, un mundo mejor se traduce en derechos iguales para todos y todas y consecuentemente una vida feliz, con proyectos de vida realizables y alcanzables para todos, es también condición de igualdad y de oportunidades para todos y por supuesto nivelar las desigualdades existentes.


En el tema que nos convoca hoy, todas estas premisas tienen un objetivo :Acabar con la dramática situación de violencia de género que sufren millones de mujeres en el Mundo.

En Argentina y a nivel global, la pandemia de la Violencia de Género, mata mucho más a las mujeres, que el COVID-19, las muertes por violencia sufrida por las mujeres, son mayormente silenciadas que otras mortis-causa, y dígase de paso, en el caso de las mujeres migrantes, su ocultamiento es mucho más notorio, éstas al vivir en algunos casos en la clandestinidad, a veces irregulares y en localidades muy vulnerables, tienden a pasar desapercibidas.

En su gran mayoría las mujeres en situación de violencia son por lo general víctimas de sus afectos, hecho que representa siempre una gran paradoja, los que deberían amarte y cuidarte, te quitan la vida, ¿Será el Espíritu del tiempo que nos ha tocado vivir o esto tiene sus raíces en el pasado y ahora lo podemos vislumbrar más claramente?


En muchas ocasiones entre las mujeres migrantes, los femicidios perpetuados por maridos, novios o parejas, siguen siendo catalogados como crímenes pasionales, figura que ya está superada por el femicidio, que según el Código Penal Argentino, se agrava por el vínculo que tienen estas mujeres con sus parejas femicidas.



Hoy como sociedad civil, en común unidad con la Red de Centro Construyendo Ciudadanía y todos los sectores que luchan por una vida sin violencia de género y como Centro de Atención al Migrante, nos manifestamos y decimos: ¡Ni una a menos!


Desde el programa Camino de Esperanza y su Anexo Assunta Marchetti; cuyo objetivo es el trabajo interdisciplinario contra toda violencia hacia las mujeres, seguimos comprometidas en la erradicación de la violencia de género física, psicológica, económica, sexual y verbal de todas las mujeres y niñas, nos sumamos al grito universal ¡Ni una a menos!, queremos ser más, no menos.

Seguimos comprometidas en promover el empoderamiento de las mujeres y reasumimos el compromiso de ofrecer herramientas y nuestro servicio y experiencia de más de 10 años acompañando mujeres en situación de violencia, para que todas las mujeres puedan decir basta a las relaciones opresoras y toxicas y a su vez puedan retomar sus vidas libres de toda violencia, siempre desde la mirada amorosa y mística de un Camino de esperanza. Re-conocernos y re-encontrarnos con las mujeres en su esencia última, la de la dignidad humana, los derechos y el deseo de vivir felices y plenas en el proyecto de vida.


Vaya nuestro homenaje en el día de hoy a todas las mujeres del mundo, A las mujeres argentinas que, con garra y lucha, siguen alzando la consigna del ¡Ni una a menos!, a todo el equipo de Caminos de Esperanza y Assunta Marquetti:Homenaje especial a las profesionales que todo lo dan- Sus saberes y calidad Humana, para decir ¡Basta de Violencia!: A Marina, Karina, Eliana, Gabriela y Cristina (¡Gracias!). A ellas que ponen el cuerpo para que este mal que nos preocupa y ocupa día a día, sea contrarrestado y erradicado realmente; a todas las compañeras de los 13 Centros que nos acompañan en esta lucha, a todos los colectivos que luchan por esta causa en todo el mundo y de modo especial, nuestro saludo y homenaje a todas las mujeres migrantes en el la Argentina. Seguimos y nos sumamos a la consigna: ¡Ni una mujer menos, en el mundo!¡Ni una mujer Migrante menos!

¡Feliz lucha, para todas nosotras!


Isabel EscarfullerCaminero,mscs

9 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

EL INICIO DE UN HERMOSO Y COMPROMETIDO CAMINO

Comprended, por lo tanto, la nobleza y la grandeza de vuestra misión, oh laicos, y buscad corresponderles dignamente (Bienaventurado Juan Bautista Scalabrini) Nuestro Fundador, el Obispo Juan Bautista