Nosotros

El Centro de Atención al Migrante es una organización que, desde 2005, actúa en el partido de la Matanza brindando atención integral a las personas migrantes en condición de vulnerabilidad y gestionando iniciativas que promuevan la protección y ejercicio de sus derechos. Nuestra intervención se desarrolla en las áreas: jurídico-legal, social, salud, género, educación y formación.

Desarrollamos nuestras actividades en el Partido de La Matanza. Realizamos diferentes actividades de prevención y asistencia destinada a migrantes internos o externos y sus familias.

Misión, Visión, Valores

  • Misión: Brindar atención integral a las personas migrantes en condición de vulnerabilidad y gestionar iniciativas que promuevan la protección y ejercicio de sus derechos y deberes. Esta atención comprende la intervención, promoción y atención en las áreas: jurídico legal, salud, educación y formación.

 

  • Visión: El Centro de Atención al Migrante busca ser un puente entre los Migrantes e la sociedad de acogida. Es un agente impulsor del desarrollo social y democrático, que apunta a la promoción de la ciudadanía inclusiva y en medio de la diversidad cultural.

 

  • Valores: Acogida, dialogo, solidaridad, cooperación Acoger el migrante como un hermano, uno que hace parte de mí, y que necesita de mi atención y    ayuda.   

 

  • Mística: Acoger el migrante como un hermano, uno que hace parte de mí, y que necesita de mi atención y    ayuda.   

Historia del Centro

El Centro de Atención al Migrante – CAMI, nace como una respuesta concreta de acción junto a los y las migrantes. El Partido de la Matanza, cuenta con un índice significativo de personas migrantes, según el último censo del año 2010, el 40% de su población es migrante o hijos de migrantes. La región cuenta con una presencia fuerte de migrantes italianos, bolivianos, paraguayos, peruanos y otras minorías migratorias que le dan la característica de un partido pluricultural.

Desde el año 2006 el CAMI, viene desarrollando su misión de Contribuir en la promoción de los derechos humanos de las personas, en especial del migrante, a fin de generar nuevas relaciones de acogida, comunión y solidaridad en la familia y comunidad. La misión la realiza a través de las diversas áreas de actuación con las que cuenta el CAMI, contando con   cuatro programas o líneas de actuación que son: a) Atención al Migrante, b) Camino de Esperanza, c) Espacio Vida, Espiritualidad y Salud y d) Despertando Sueños Mayores.

Desde 2015, el CAM cuenta con una sede propia en la localidad de Isidro Casanova, donde desarrolla sus actividades y promueve la integración de los migrantes, realizando un trabajo de extensión y marcando presencia en otras comunidades.

Carisma

El Carisma Scalabriniano, nasce a raíz de la sensibilidad pastoral y social del obispo italiano, Juan Bautista Scalabrini, que en el siglo XIX, se dejó interpelar por el fenómeno migratorio y buscó dar una respuesta socio-pastoral. Buscó realizar acciones concretas que respondieran a  los desafíos migratorios de su época. Los movimientos migratorios en el mundo de hoy, actualizan el carisma scalabriniano y nos desafían constantemente a dar nuevas respuestas, a la pregunta que en su momento se hizo el Scalabrini: ¿cómo puedo ayudarlos? ¿Qué puedo hacer por los migrantes?

La Congregación de las Hermanas Misioneras de San Carlos Borromeo, Scalabrinianas, fue fundada por el Beato Juan Bautista Scalabrini en Piacenza , Italia, el 25 de octubre del 1985, y tien como co-fundadores los hermanos P. José Marchetti y Madre Assunta Marchetti. Su misión es el servicio evangélico y misionero a los migrantes, especialmente los más pobres y necesitados. Se expandio en Brasil, y en seguida en Europa (1936), en América del Norte (1941) y en los últimos años inicialmente en América Latina, Asia y África. Actualmente su sede se encuentra en Roma.

 

Desde 1895, año en el cual fue fundada la congregación, hasta los días de hoy, los caminos del éxodo son transformados en "tiendas" de encuentro. Esto acontece, ya sea, en la pequeña ciudad en el norte de Italia, en medio de los niños y algunos inmigrantes extranjeros, o en la gran metrópolis con emigrantes refugiados, en medio a los menores de la calle o entre los ancianos que temen morir en tierra extranjera. Al principio, las hermanas fueron tienda de encuentro para los italianos en Sao Paulo, Brasil, sobre todo para sus hijos. Después entre las familias italianas inmigradas en el sur de Brasil. Al finalizar la segunda guerra, las hermanas MSCS estuvieron entre los emigrantes en las minas del norte de Europa, después entre las familias brasileñas en el Paraguay y en las periferias de las grandes ciudades víctimas del éxodo rural. En las últimas décadas, las encontramos en la frontera mexicana acogiendo a los emigrantes que intentan la suerte en los Estados Unidos, entre los marinos en Filipinas, entre los norte-africanos en Francia, entre los refugiados en África y otros. 

Las Hermanas Misioneras Scalabrinianas, durante el desarrollo histórico de la congregación, se dedicaron y todavía se dedican a la educación, la acción social, pastoral de la salud, catequesis, evangelización y al servicio de la Iglesia y las realidades migratorias en las cuales las comunidades están insertas. La finalidad propia de la congregación de las Hermanas Misioneras de san Carlos Borromeo Scalabriniana,  es la del servicio evangélico y misionero a los migrantes, especialmente, a los más pobres en situación de vulnerabilidad, que necesitan de una acción pastoral específica. 

En la Argentina, las MSCS, están presente desde el año 1978, y busca realizar su misión a través del acompañamiento y atención a los y las migrantes del partido de la matanza.

Equipo

Directora Ejecutiva: Hna. Idalina Bordignon 


Secretaria Ejecutiva:  Hna. Isabel Escarfuller Caminero

Administradora y Contable: Hna. Cirene Sasso 

 

Encargada de Formación : Hna. Zenaide Coller